Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *

Danza del Diablo

El Diablo
Nada queda indiferente ante el correr de los años y nuestro Diablo no es una excepción. Actualmente, la vieja carcasa metálica ha sido sustituida por otra más ligera de fibra de vidrio, manteniendo, eso sí, la fisonomía tradicional del machango. También se ha avanzado mucho en el aspecto de la seguridad, especialmente para quien lo “corre”.Uno de los grandes problemas a los que había que hacer frente era el del humo, que dificultaba enormemente la respiración. Este año 2003 se ha ensayado con éxito y a sugerencia de Ricardo García Castro, la persona encargada de correr el Diablo en estas últimas ediciones, el uso de una pequeña botella de oxígeno que asegura un suministro constante de aire libre de humo. Asimismo, la utilización de un traje ignífugo y de un casco previenen de posibles accidentes y vienen a completar los elementos de seguridad pasiva.

Tras varias horas de verbena, la Plaza de Candelaria bulle de excitación cada siete de septiembre. Gigantes y cabezudos marcan la cuenta atrás definitiva con su salida a escena, bailando entre las más de 5000 personas que este año se dieron cita para acompañar al Diablo en su baile trepidante. La emoción se desborda y parece que el momento no llega nunca. Durante esos largos minutos de espera nadie, salvo la organización, sabe por donde va a salir el Diablo. De pronto, dos enormes y llamativos ojos rojos se alzan desafiantes sobre la marea de cabezas que se mece al compás de la música. Un nutrido grupo de voluntarios trata de mantener, no sin mucho esfuerzo, un cordón de seguridad entorno al machango. Primero la horqueta, luego el rabo y poco a poco se van quemando las distintas partes del Diablo. Durante unos veinte minutos, más de quinientos cohetes salen disparados de la carcasa para iluminar la noche tijarafera por excelencia. Finalmente, y una vez situado el Diablo en el centro de la plaza, explota la cabeza en el punto culminante de su intensa aparición. Luego, entre el humo y el olor a pólvora, desaparece hasta el año siguiente, no sin antes haber dejado la vivencia de una noche emocionante e irrepetible en la imaginación de aquellos que lo “han corrido”.

Desde hace años viene siendo notable la cobertura y significación de este evento en presa, radio y televisión. No sólo los medios de comunicación locales son los que se hacen eco de ello, cadenas de televisión como TVE Canarias, Antena 3 o Tele 5 emiten en sus noticieros un reportaje sobre la fiesta cada año. Desde el punto de vista promocional, el Baile del Diablo ha sido incluido en un proyecto de ADER cofinanciado por la Iniciativa Leader II, pEl Diabloara realizar una serie de documentales para televisión. Así mismo varias revistas y periódicos de prestigio nacional e internacional, hacen referencia a esta fiesta. Así, la revista “Ronda Iberia” de grupo Iberia, en su ejemplar de septiembre de 1992, en el apartado relativo a las fiestas españolas, publica un artículo en el que se pone de manifiesto la gran expectación que produce la aparición del Diablo en la víspera del día de Candelaria en Tijarafe. La revista “Paradores”, en la edición del verano 2000, y el suplemento dominical del periódico“El País” también hacen referencia a este evento. El Instituto de Enseñanza Secundaria la Guancha, de la isla de Tenerife, ha elaborado un CD interactivo, en el que se dedica parte de su contenido a las Fiestas tradicionales canarias, dando especial relevancia al Baile del Diablo en Tijarafe. También el programa de TVE en Canarias “Senderos Isleños” aportó su granito de arena en la promoción de Tijarafe y sus tradiciones, incluyendo, cómo no, la del Diablo.

Varios son los estudiosos del mundo de las tradiciones festivas que se han hecho eco de la singularidad del Baile del Diablo. Dos figuras femeninas sobresalen del resto en este ámbito, María Ángeles Sánchez y María Victoria Hernández. La primera es una escritora y periodista, amante de la rica tradición festiva española, a cuyo estudio ha dedicado buena parte de su trabajo. Prueba de ello es su programa radiofónico dominical de la Cadena COPE dedicado a las fiestas populares. En su libro “Fiestas Populares. España día a día” relata de una forma clara y emotiva el desarrollo, orígenes y significado de esta danza. Fruto de su trabajo de campo, resultó la exposición fotográfica “El bien y el mal en la tradición festiva española”, que ha recorrido buena parte del territorio nacional e incluso algunos países del extranjero, como es el caso de China, concretamente en Pekín, donde coincidió con la visita oficial del Príncipe Don Felipe. Esta muestra se halla actualmente expuesta en la “Casa del Maestro”, en Tijarafe. Por su parte, María Victoria Hernández, natural de la isla de La Palma, es una abogada y destacada investigadora de la historia y costumbres populares de esta isla. En su libro “La Palma. Las Fiestas y Tradiciones” nos ofrece un amplio reportaje de la Fiesta de la Virgen y del Diablo, matizando que éste, por derecho propio, se ha convertido en una de las fiestas más conocidas y de más participación popular de la isla.

 

 

El DiabloEl Diablo

Categoría: