Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *

Fiestas y Costumbres

Categoría:

Como todo pueblo, Tijarafe también cuenta con épocas de celebración y festividades fruto de las tradiciones y costrumbres de sus gentes. Algunas de ellas sólo afectan a un barrio y otras al municipio entero.

  • Enero:
    • Día 1, en el barrio del Buen Jesús, Fiesta del Niño Jesús.
    • La noche del día 5, en la Iglesia de Nuestra Señora de Candelaria, se celebra el Auto de Reyes Magos.
  • Febrero:
    • Día 2, Festividad de La Candelaria, Patrona del Municipio.
  • Marzo:
    • Día 19, En el Barrio del Buen Jesús se celebra la fiesta en honor de San José.
  • Marzo/Abril:
    • Semana Santa. Destacan especialmente algunas procesiones por su singularidad, como es el caso de la Procesión del Encuentro, el Domingo de Pascua de Resurrección. Así mismo, el Sábado de Resurrección, por la noche, se "corre" el Aleluya, otra de las manifestaciones más genuina de la Semana Santa tijarafera.
  • Mayo:
    • Desde la 1ª semana de mayo hasta la 1ª semana de Agosto se celebran, en los distintos barrios, multitud de pequeñas fiestas dedicadas a la Santa Cruz, conocidas como Fiestas de la Cruz. Entre ellas podemos destacar la de La Pestana en El Jesús, la de Agutavar, la de Arecida, la de La Cruz del Llano en el Pinar, la de Villarriba en las Cabezadas de La Punta o la de las Papas Asadas en Tinizara, ya en el mes de agosto. En la segunda semana de mayo se celebra, también, la Fiesta de fátima en el barrio de La Punta.
  • Junio:
    • La Octava de Corpus, fiesta que se hace en el lugar conocido como El Morro del Pueblo, donde se bendicen los campos.
  • Julio:
    • San Felipe Santiago, más conocida como Fiesta de La Veta. Una fiesta muy marinera que se celebra en la Playa de la Veta.
  • Agosto:
    • En honor a la Vírgen del Carmen se celebra la fiesta del Porís, en el Proís de Candelaria.
  • Agosto/Septiembre:
    • Desde el día 24 de agosto has el 8 de septiembre se celebran las Fiestas Patronales en honor a la Vírgen de Candelaria. Esta es la fiesta tijarafera por antonomasia, que engloba a la tradicional Verbena del Diablo .
  • Diciembre:
    • Celebración de la Fiesta de la Inmaculada el día 8, en el barrio de El Jesús.
    • Navidad. Podemos destacar las Misas de Luz que se celebran en cada barrio durante el Advietno y especialmente la celebración de Nochebuena con el entrañable Baile de los Pastores.

 

La Cueva Bonita

Categoría:

Cueva Bonita

Conocida antiguamente como Cueva de Candelaria , quizás por la proximidad del proís de ese mismo nombre, y desde muy antaño también llamada Cueva Bonita , se ubica, esta maravilla geológica de la naturaleza, a apenas un centenar de metros a la derecha de la desem- bocadura del Jurado , si se accede desde el mar. No existen muchos datos escritos sobre esta preciosa y singular gruta, seguramente debido a lo inaccesible del lugar, pues se halla justo bajo uno de los múltiples y agrestes acantilados que jalonan la costa tijarafera. El cronista Juan Bautista Lorenzo Rodríguez hace mención bastante amplia de este paraje en sus “Noticias para la Historia de La Palma”, ya que en esa época, al igual que en la actualidad, causaba bastante impresión al que la visitaba. De este autor transcribimos la siguiente descripición: “Después de estar dentro de esta cueva no sabe el viajero qué admirar más, si la bóveda que la cubre, jaspeada de azul, blanco y verde como si fuese de mármol exquisito y pulimentada por la mano de un hábil, o si el fondo claro de la misma, en donde se ven correr de un lado apara otro multitud de pececillos que recrean el ánimo y la vista”.

También dice este autor: “ Esta reputada cueva tiene dos grandes bocas por donde constantemente entra y sale el mar que, en su interior, se hace muy bonancible. Una de dichas bocas mira al norte y mide catorce varas de ancho, y la otra, que da al poniente, mide asimismo veinte varas castellanas. El interior de la expresada cueva es de grandes dimensiones,puesto que tiene ciento veintitrés varas castellanas de profundidad, ciende ancho y doce de elevación; así es que tanto por una boca como por la otra pueden entrar y acogerse allí con toda comodidad cualquiera de los candray que hacen la travesía entre Tazacorte y La Gomera, si se atiende también a que la profundidad del mar en el mismo centro de la cueva es de doce varas y media que, con las doce que según dijimos cuenta de la superficie del mar al techo, hacen veinticuatro varas de elevación.

La vieja y ancestral tradición oral de los habitantes de esta parte de la isla, cuenta que a lo largo del siglo XVII, durante las incursiones berberiscas y musulmanas a la isla, muchos pescadores salvaron su vida gracias a esta cueva, ya que entraban por un lado y salían por el otro, mientras los piratas, no conociendo la existencia de dicha cueva, espe- raban a que saliesen por donde habían entrado. Muy desencaminada no debe estar esta tradición oral, cuando en las proximidades de esta cueva, viniendo de Tazacorte, existe un saliente que recibe el nombre de Punta del Moro .

Por sus características ha sido calificada por geólogos y oceanógrafos especialistas como única. Artistas de la talla de Cesar Manrique y Pepe Dámaso la denominaron “La Capilla Sixtina del Arte Moderno” y “Habitación del Atlántico”, y no es de extrañar estas califi- caciones sobre todo si se visita al atardecer, cuando la luz se refleja en sus aguas, donde el espectáculo es grandioso al observar los cambios de cientos de colores que van cambiando paulatinamente en el techo, donde en caprichosos dibujos naturales esculpidos en la piedra van formando figuras y formas. En la actualidad la Cueva Bonita posee la calificación de......... y forma parte por derecho propio del escudo heráldico del municipio de Tijarafe.

 

Caldera de Jieque

Categoría:

Caldera de Jieque

Situada en la cabecera del Barranco del Jurado, la Caldera de Jieque es un bello paraje natural poco conocido por los turistas que visitan Tijarafe e incluso por los propios tijaraferos. Se podría definir como una pequeña reproducción a escala de su hermana mayor la Caldera de Taburiente, con sus espectaculares laderas que parecen cortadas a cuchillo. La Caldera de Jieque mide aproximadamente un kilómetro y medio de diámetro y se halla enmarcada por el propio borde de la Caldera de Taburiente al fondo, por las estribaciones de la meseta del Llano de las Mosqueras al norte y La Somada Alta al sur, estando abierta al oeste siguiendo el curso del Barranco de Jieque, que un poco más abajo se une con el de la Tranza para formar el espectacular Barranco del Jurado. La Caldera de Jieque contiene muchas de las manifestaciones geológicas que caracterizan a la de Taburiente; desde su propio proceso de formación, de naturaleza erosiva, pasando por la existencia de múltiples y espectaculares diques que atraviesan sus laderas de un lado al otro. Desde el punto de vista biológico su riqueza es considerable ya que su propia morfología da lugar a la existencia de un microclima único a esta cota de altitud que da cobijo a multitud de especies endémicas y otras formaciones espectaculares como los bosquecillos de gacias o tagasastes blancos. El interior de la Caldera de Jieque es pródigo en fuentes y rezumaderos naturales, como la Fuente de los Dornajitos. Existe también en su interior una galería abierta a finales del siglo XIX por los esforzados habitantes de las secas tierras de Tijarafe en busca del preciado elemento. Actualmente esta galería se halla abandonada y sólo ha seguido siendo utilizada por algunos pastores para dar de beber a sus rebaños en su tránsito hacia los pastos de cumbre o incluso hacia los propios pastos de Jieque, muy apreciados por los cabreros Tijaraferos. No resulta complicado acceder a su interior, acompañados eso sí por una linterna, para recoger un poco de su agua cristalina y fría. Como ya se ha indicado la Caldera de Jieque ha sido tradicionalmente un lugar privilegiado de pastoreo para las cabras dada la gran riqueza de sus pastos, muy apreciados por los cabreros de la zona, y cañada de paso para acceder a los pastos de la cumbre en verano.
Para acceder a la Caldera de Jieque lo más sencillo es subir a la pista forestal y dejar los vehículos en el fondo del Barranco de Jieque. El resto del camino hay que hacerlo a pie, ascendiendo por el camino que transita unas veces por el fondo del Barranco y otras por alguna de sus márgenes. El sendero, en términos generales es bueno y está bien seña- lizado. Solamente hay que prestar atención a los tramos que recorren el fondo del barranco, ya que pueden haber sido modificados por la acción del agua durante el invierno, al igual que ocurre en la Caldera de Taburiente. Otra ruta muy recomendable (eso sí, para caminantes avan- zados en los fuertes ascensos típicos de la isla) es subir hasta la misma zona de cumbre saliendo desde el Pueblo de Tijarafe y atravesando Jieque, para luego descender hasta el Time por el camino que bordea los precipicios de la Caldera de Taburiente.

View the embedded image gallery online at:
http://www.tijarafe.net/index.php/municipio#sigFreeIdfb8435149e

 

Iglesia

Categoría:

Iglesia de Nuestra Señora de Candelaria

En torno a 1530 se erige una pequeña ermita o capilla, donde se daba culto a la imagen de Ntra. Sra. de Candelaria, en el mismo solar en al que hoy se encuentra la Iglesia de Ntra. Sra. de Candelaria. A partir de este momento la vida de Tijarafe se va a vertebrar en torno a su templo. Los Libros de Cuenta de Fábrica de la Iglesia comienzan a redactarse en 1567, el mismo año en que la ermita asciende de cate- goría al ser nombrada Iglesia Bautismal. En 157l comienzan las distin- tas remodelaciones que darán lugar al templo que hoy conocemos y que no acabarán hasta bien entrado el siglo XVIII. Durante la visita del Obispo de la Diócesis en 1572 se manda a hacer un archivo ya que por ese entonces éste no existía. Esto explica, en parte, las lagunas informativas de esta iglesia en los momentos iniciales de su fundación. Finalmente, en 1588 fue erigido canónicamente este templo primitivo en parroquia, que alcanzaría el rango de Beneficio en 1617. La última gran remodelación que sufre la Iglesia de Ntra. Sra. de Candelaria se llevará a cabo ya en pleno siglo XX, cuando es restaurada por Pilar Leal y Julio Moisés F. García en 1973, siendo párroco Antonio Hernández.

El 30 de abril de 1996 este edificio fue declarado Bien de Interés Cultural mediante el Decreto 77/1996 del Gobierno de Canarias. Se halla enclavado en la única agrupación de carácter urbano del municipio, con entidad de núcleo rural consolidado. En torno a la Iglesia se desarrolla el casco antiguo, definido por unas pocas calles que, siguiendo las curvas de nivel, se adaptan a la difícil orografía del lugar. La Iglesia de Ntra. Sra. de Candelaria integra en su estructura varios elementos arquitectónicos y artísticos e indudable valor. Así, en su interior, el retablo mayor, fechado en la primera mitad del siglo XVII, resulta un conjunto artístico único dentro del barroco canario, obra del Maestro Antonio de Orbarán, y que destaca por sus dimensiones y cualidades esté- ticas y artísticas. En su exterior no es posible pasar por alto la espadaña, una obra del último cuarto del siglo XVII, realizada por el maestro cantero Domingo Álvarez y que se ha convertido en uno de los emblemas más significativos el municipio.

View the embedded image gallery online at:
http://www.tijarafe.net/index.php/municipio#sigFreeId1d07d19962